Salvoconducto en caso de Mudanza

El 15 de noviembre de 2007 se publicó la Ley N° 20.227 que eliminó la atribución que tenía Carabineros de Chile sobre la emisión de Salvoconductos para el caso de mudanzas. Esta medida se enmarca en la política de descongestionar de labores administrativas a la policía uniformada.

Esta ley, en su artículo 4°, señala: “…el propietario o ocupante a cualquier otro título de una vivienda, para cambiar su domicilio, deberá efectuar una declaración jurada ante el notario con competencia en la comuna en que el declarante tiene actualmente su morada, o ante el Oficial del Registro Civil competente en el mismo lugar, si allí no hubiere notario, en la cual dejará constancia del domicilio del cual se mudará y de aquel al cual lo hará. En esta declaración jurada se deberá dejar constancia, además, de que el declarante no tiene impedimento legal, judicial ni contractual para efectuar la mudanza….”

A modo de síntesis de esta norma, podríamos enumerar los siguientes puntos:

  1. Se establece la obligación de todo propietario u ocupante a cualquier título de una vivienda, para cambiar su domicilio, el efectuar una Declaración Jurada, ante el Notario con competencia en la comuna en que el declarante tiene actualmente su morada, o ante el Oficial del Registro Civil competente en el mismo lugar, si allí no hubiere Notario.
  2. En la declaración jurada, deberá dejarse constancia del domicilio del cual se mudará y de aquel al cual lo hará, dejándose asimismo constancia en dicho instrumento de que el declarante no tiene impedimento legal, judicial ni contractual para efectuar la mudanza.
  3. Por su parte, el Notario o el oficial del Registro Civil, ante el cual se realice la declaración, solicitará al declarante antecedentes que acrediten la calidad invocada, para lo cual bastará exhibir los recibos del impuesto territorial o de pago de los servicios extendidos a su nombre. Si quien se trasladará no es el propietario, deberá presentar la autorización del dueño o de quien haya recibido la tenencia del inmueble, o el recibo que acredite el pago de la renta de arrendamiento correspondiente al último mes, así como las constancias de encontrarse al día en el pago de los servicios con que cuenta el inmueble.
  4. Si no se diere cumplimiento a las obligaciones antes indicadas, Carabineros de Chile se encontrará facultado para impedir que se efectué la mudanza, sin perjuicio de castigarse la infracción con multa de 1 a 4 UTM, por el respectivo Juzgado de Policía Local.

 

Qué presentar en Notaria si es Arrendatario:

  • Recibo de pago de Contribuciones y recibo de pago al día de Servicios Básicos de la vivienda que está dejando.
  • Autorización por Escrito del dueño del inmueble que está dejando, informando que se encuentra al día en el pago del canon de arriendo.
  • Fotocopia de Cédula de Identidad del propietario.
  • Copia del contrato de Arriendo.
  • Si el arriendo es a través de un Corredor de Propiedades, la autorización puede gestionarse a través suyo.
  • Certificado emitido por Administración de la comunidad, acreditando estar al día en el pago de los gastos comunes.

 

Qué presentar en Notaria si es Dueño:

  • Cédula de Identidad.
  • Copia de la escritura de la propiedad o comprobante de de pago de contribuciones, que contenga el nombre del dueño de la propiedad.

 

Recomendaciones para su Mudanza.

Las siguientes recomendaciones debiesen ser de utilidad para realizar una Mudanza y evitar malos ratos al haber olvidado cumplir con algún trámite o no haber realizado alguna coordinación:

  1. Obtener Documento Notarial o salvoconducto, requerido por ley.
  2. Averiguar con el edificio o condominio, tanto de origen como de destino, sobre las normas y/o restricciones que aplican para el caso de mudanza, considerando averiguar días y horarios para realizar mudanzas, por qué lugar del edificio se deben ingresar los paquetes (subterráneo, frontis, portón lateral, montacarga, ascensor o escalera, etc.).
  3. Reservar en origen y en destino, un estacionamiento para ubicar el vehículo de carga, asegurando que la distancia entre éste y el edificio sea la menor posible.
  4. Si el vehículo debiese quedar estacionado en la calle, averiguar si existe alguna restricción horaria o de otro tipo para hacerlo, o si requiere solicitar una autorización a la Municipalidad respectiva.
  5. Al guardar sus pertenencias, es recomendable etiquetar las cajas o bolsas, con un rótulo que permita fácilmente identificar qué va en cada una. Se sugiere rotular las cajas por habitación (dormitorio, cocina, baño); así en el destino, su distribución es más simple y rápida, facilitando el orden posterior.
  6. Se recomienda marcar como “Frágil”, aunque suene obvio, sólo lo realmente frágil y no todo; así quien porte las cajas podrá discriminar claramente lo delicado del resto de cosas.
  7. Considere utilizar cajas y bolsas resistentes, asegurando el sellado de las primeras con cinta de embalaje, en especial en su parte inferior, así se evita que se desfonden al trasladarlas.
  8. evite en lo posible, que en el proceso de traslado de objetos y cajas, estén presentes niños y mascotas; es muy riesgoso que se crucen por delante de quien está haciendo el traslado.
  9. Tenga bien identificado en qué caja embaló artículos importantes y que requieren de un uso prioritario en el destino, como lo son los utensilios de cocina, artículos de aseo persona, muda de ropa.
  10. En una mudanza, siempre existirá riesgo de accidentes o de lesiones; se recomienda preparar un botiquín de viaje, con elementos básicos para salir del paso ante golpes, cortes o quemaduras.
  11. Sus objetos de valor, tales como joyas, chequeras, efectivo, pólizas de seguros, documentos legales, en lo posible, no los incluya en la mudanza. Intente armar una pequeña caja que usted mismo porte y traslade.