Presidente de CGAI advierte las responsabilidades de los arrendatarios

Lo primero que debemos dejar claro es que el contrato de arriendo es un instrumento de carácter privado en el que se pueden pactar distintas cosas, como por ejemplo quién paga qué, en qué porcentaje, si dentro del valor de arriendo está incluido todo, etc. En general se puede pactar cualquier cosa que no contravenga la ley.

La Ley le otorga al arrendatario los derechos y obligaciones que tiene el propietario sobre un bien, sin embargo este contrato de arriendo, no exime de responsabilidades al propietario.

Analizando temas que podrían afectar al arrendatario, expondremos algunos ejemplos y daremos la respuesta que por regla general se aplica, en el entendido que el arrendatario recibió en buen estado y a satisfacción la unidad arrendada.

Filtración de llaves, mal funcionamiento del calefón o termo y en general equipos arrendados con el inmueble, en los que podría ser necesario su reparación o cambio, el costo de esto es del arrendatario, salvo que sea el cambio de este, por término de la vida útil del artefacto, en cuyo caso le corresponderá cancelar al propietario.

En caso de la obstrucción de alguna cañería o artefacto por sedimento (Detergente, pelo, elementos de cualquier naturaleza que cayeron al agua, etc.), en general también es de costo del arrendatario, salvo que la obstrucción se produzca por impurezas que vengan en el agua como residuos calcaríos o piedras.

En el caso de las filtraciones que pudiera originar la unidad a otra contigua, si el arrendatario hizo las mantenciones a la unidad, en general es responsabilidad del propietario responder por los daños a los afectados.

La pintura del inmueble es de costo del arrendatario solo en el caso de que se le entregara recién pintado o durante el contrato, éste le solicitara al propietario que volviera a pintar por vida útil de esta. De lo contrario es de costo del propietario.

En el caso de muebles, piso, angaroas y equipamiento en general de la unidad arrendada, le corresponde al arrendatario las mantenciones de estas.

Respecto a gastos extraordinarios cobrados en el gasto común por acuerdo de asamblea, son de costo del propietario, pues en general no corresponde a mantención del edificio sino a mejoras de este. Ejemplos: cambio de techo, pintura edificio, incremento de algún fondo, etc.

El fondo de reserva o cualquier otro fondo que se cobre y el seguro de incendio, deberían ser costos del propietario, pues el beneficiario de esto es solo él.

En general, el arrendatario está obligado a realizarle mantenciones a los artefactos y equipos de la unidad arrendada a su costo y las mejoras que este haga a estos equipos o al inmueble quedan a beneficio del propietario, sin obligación de este a pagarle ningún valor al arrendatario por estas mejoras.

Es importante saber que si la propiedad esta acogida a la ley de copropiedad, es obligación de que esta cuente con un seguro de incendio y los edificios que son relativamente nuevos y no tienen muchos antecedentes de siniestros, normalmente las compañías le dan la cubertura por rotura de cañería en forma gratuita en la misma póliza, por lo cual en caso de filtraciones pueden recurrir a ella, cancelando solo el deducible correspondiente.

Respecto a las garantías dadas por el arrendatario al propietario, estas no son para ser ocupadas para pagar el último mes de arriendo, sino que son para cubrir cualquier deterioro ocasionado al inmueble, pagar cuentas de servicios o gastos comunes que pudieran quedar pendientes después de la salida del inmueble. El propietario está obligado a restituirlas reajustadas al valor del último mes cancelado al arrendatario, en un plazo determinado (Generalmente 45 días) después de la salida del arrendatario, haciendo un detalle de lo descontado y devolviendo el saldo.

En contrato de arriendo es muy importante dejar estipulado todas estas cláusulas de forma de no tener que estar negociando después fuera del contrato cada tema. Finalmente el inventario que forma parte integral de estos contratos, es imprescindible dejar constancia en el estado que se encuentra cada cosa y ojala incluir fotos, para constatar el estado en que se recibe.

Sergio Román Purcell, Presidente de CGAI

Fuente CGAI