Certificación velará por correcto funcionamiento de Ascensores

El funcionamiento de los ascensores es uno de los temas que más generan problemas en las comunidades de edificios, tanto a los residentes y usuarios como a su administración. Para mucha gente no deja de sorprender que en los gastos comunes que debe pagar todos los meses aparece el ítem de arreglo de estos equipos.

Situación que podría cambiar cuando comience a regir la certificación indicada en la Ley 20.296, que obliga que los ascensores sean inspeccionados por un tercero, independiente del instalador de los equipos, en base a una normativa específica, y según los requisitos y la forma que indique la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC).

Esta ley, que entró en vigencia en 2010, establece disposiciones para la instalación, mantención y certificación en el transporte vertical, las cuales consideran ascensores tanto verticales como inclinados, montacargas, funiculares, escaleras y rampas mecánicas. En el reglamento asociado se indican además los requisitos que deben cumplir los instaladores, mantenedores y certificadora para participar en el rubro, a través de la inscripción en un registro que lleva el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

Mauricio González, jefe de Unidad División Inspección de Obras del IDIEM, sostiene que en la actualidad prácticamente no hay certificación, ya que es el propio instalador de los equipos quien emite un documento técnico, junto con la declaración de la instalación eléctrica. La certificación de los ascensores comenzará una vez que se establezcan los requisitos en la OGUC, actualmente en estudio, “en donde se deberá indicar, entre otros aspectos, la periodicidad de la certificación, su duración, el contenido del certificado, las normas técnicas sobre la cual se deben realizar, la calendarización para la primera certificación y plazos, entre otros“.

A su juicio, lo más importante es que habrá un tercero que, mediante una norma, dará fe de que el equipo está en condiciones de ser utilizado de forma segura. “La ley significó además la creación de normativa técnica que hace algunos años no se contaba, la cual está basada en reglamentación europea y estadounidense. A partir de lo anterior, se podría decir que en Chile a estos equipos de transporte se les exigirán estándares aplicados en estos países, lo cual sin duda mejorará la seguridad de los usuarios“.

Problemas graves

En el IDIEM explican que los principales problemas que presentan los ascensores son por el mantenimiento deficiente y las complicaciones derivadas de la instalación. Para el primero, muchas veces se realizan solo verificaciones de forma visual y limpieza.

ascensor1

En cuanto a los problemas de instalación, detallan que estos se derivan en problemas de confort de viaje, detenciones intempestivas, desgaste anormal, ruidos, vibraciones y una operación insegura de los ascensores.

Aníbal Ahumada, presidente del Colegio de Gestión y Administración Inmobiliaria (CGAI), señala que es sorprendente, e incluso alarmante, el estado en que se encuentran un número importante de ascensores a causa de los incumplimientos de algunas empresas que se dedican a la instalación y mantención de estos equipos.

Agrega que otra situación que se da es que, en ocasiones, las empresas recomiendan ciertos cambios de repuestos o reparaciones necesarias, pero la comunidad, por medio del Comité de Administración, no los autoriza pensando en ahorrar dinero. “Esto no solo es una torpeza sino que una gran irresponsabilidad que a la larga traerá más molestias a la comunidad y, por supuesto, un mayor costo“.

El dirigente del CGAI cree que la certificación traerá cambios para mantenedores y comunidades. “Los administradores solo podemos exigir el cumplimiento de los contratos y es evidente que al comienzo, cuando las empresas de certificaciones nos den las indicaciones de lo que haya que mejorar, junto a los copropietarios veremos cómo financiamos estas mejoras, para tener ascensores con menos fallas y menos accidentes“, afirma.

Malas prácticas

González detalla que los problemas en los ascensores se deben fundamentalmente a un montaje deficiente y malas prácticas constructivas. “En este sentido es común ver durante esta etapa que no se siguen las indicaciones de los fabricantes de los equipos en cuanto a las recomendaciones electromecánicas de instalación de cada uno de los componentes“.

Y agrega: “Estas instrucciones se dan en el Manual de Montaje elaborado por el fabricante. Lo anterior se podría solucionar con la supervisión de un organismo independiente y competente que vaya verificando el cumplimiento del proyecto, la normativa y las indicaciones del fabricante“.

Destaca que se detectan problemas en las obras civiles y de otros aspectos que están relacionados con la instalación y funcionamiento de los ascensores y que no son por cuenta del instalador, como requerimientos eléctricos, de ventilación, de iluminación de accesos, dimensionamiento de sala de máquinas, entre otros.

Pero lo más preocupante son los accidentes que ocurren por una serie de fallas o problemas de manera consecutiva. “Es decir, un accidente en un ascensor casi siempre se debe a más de una causa y de mecanismos, señales o seguridades que no operaron“.

ascensor2

Así, el golpe de las puertas al ingresar a la cabina, la caída de personas dentro de la caja del ascensor, la sobre velocidad tanto en subida como en bajada y su consiguiente impacto, el atrapamiento de personal de mantención en maquinaria o en elementos del ascensor, son algunos de los accidentes más comunes.